Make your own free website on Tripod.com

BATMAN | JASON

Viernes 13 en Gotham City

Jueves 12

4:30 a.m.

  Una motocicleta  viajaba por una carretera de Gotham City. Montada en ella iba una misteriosa mujer en uniforme de policía, a gran velocidad, sorteando con soberbia las peligrosas curvas que se le presentaban en el camino por la pared rocosa, cuyo precipicio daba al mar. Llegaba a una zona un poco alejada de la urbanidad, en una cabaña que había encontrado abandonada cerca del bosque. La residencia había sido quemada en parte y se encontraba en mal estado, pero le bastaba para lo que requería, que era tener un lugar donde quedarse y poder alojar el armamento que traía, donde se encontraba una escopeta, tres pistolas, un cuchillo y varias granadas.

  Después de vaciar un envase de gasolina a su motocicleta, se interna en la cabaña, y se recuesta en una cama improvisada de telas y papeles. No puede dormir, a pesar de estar cansada de su cacería. Una cacería que le ha llevado 15 años de su vida. Se acomoda, sentada con sus rodillas junto a su pecho mientras ve una foto que sostiene. La imagen muestra a una pareja con una niña juntos en un sillón individual. Una muestra del cariño que se tenían. Ese cariño le fue arrebatado hace 15 años.

    "¡Corre Kim!"

Un recuerdo había llegado de golpe en su mente, de aquella fatídica noche cuando sus padres fueron asesinados. No quiere cerrar los ojos porque sabe que si lo hace estaría de vuelta en ese momento. Pero está terriblemente cansada, y sus párpados pesan.

"¡Corre con todas tus fuerzas y no mires hacia atrás!"

-Kim: "¡No mamá.....el monstruo ahí viene!"

-"Por eso hay que correr, yo me encargaré que el monstruo desaparezca, pero tu tienes que correr para que no te pase nada ¡Anda ve, sal de aquí, y ve a donde trabaja y ahí te alcanzaremos!"- La niña con ojos llorosos da pasos hacia atrás intentando obedecer a su madre. Mientras se oían varios disparos y cosas que se rompían dentro de la casa donde estaban. La pequeña de cabellos negros da la vuelta e intenta correr, tal como le dijo su madre. Pero al dar los primeros pasos algo cae a unos metros enfrente de ella. Era la cabeza de su padre.

   Kimberly Reed abre sus ojos exaltada y respirando rápidamente. Sentía como si algo le hubiera quitado todo el aliento que tenía. Ve por última vez la foto antes de guardarla y levantarse, mientras veía el sol levantarse iluminando la comúnmente oscura Gotham City. Sólo una palabra sale de sus labios.

-Kim: "Jason....."

 

ºººººººººººººººººººººººººººººººº

 

Mansion Wayne

  Bruce Wayne se encontraba frente a la gran pantalla central del computador que tiene a su disposición, una infinidad de archivos de perfiles criminales. Los diferentes monitores mostraban archivos de periódicos, notas y demás acerca del criminal que tenía en el centro, cuya foto estaba perdida, pero se había hecho un retrato hablado de diferentes testigos. Era el mítico asesino de la máscara de hockey, el mismo que había visto el caballero de la noche con sus propios ojos.

-Alfred: ¿Se ha peleado con un cadáver, señor?

-Bruce Wayne: "No.....era como si fuera la muerte misma.... imparable."

-Alfred: "Por Dios, señor ¿Cómo podrá usted detener tal cosa sobrenatural?- Bruce se queda pensante, sin responder por unos momentos, sólo quedando mirando a esa fotografía dibujada, y algunas que habían tomado en las que el asesino no se veía bien, pero en todas era lo mismo que veía en esos ojos, ese vacío lleno de oscuridad. Había visto en sus enemigos sus ojos y éstos decían  muchas cosas, como locura, venganza, odio. Pero en estos era diferente, era una especie de máquina andante, sin capacidad de racionalizar. ¿Cómo podía vencerlo sin conocer sus motivos, sin saber cuál sería su próximo movimiento?

-Bruce Wayne: "No lo sé.....no tengo la menor idea de donde pudo haber surgido ni de su mentalidad......Pero sé de alguien que tal vez sepa."- Bruce se levanta, y se dirige a cambiarse de ropa a una normal. Hasta ahora, sólo ha atacado en la noche, de alguna manera sabe que es donde podría encontrarme.....y de alguna manera u otra, lo detendré."

ºººººººººººººººººººººººººººººººº

 

Gotham City, al ponerse el sol.

  Los ojos del asesino se abren como si la oscuridad lo activase. En el lugar donde estaba oculto, empieza a moverse y a salir a las calles de Gotham, a la vez que un sujeto en una gabardina lo observaba por encima de un tejado con unos binoculares, sólo se le distinguía una tenebrosa sonrisa.

   El asesino de la máscara de Hockey es visto pasar por algunos transeúntes de un barrio conflictivo. Caminando por en medio de la calle, no les parecía fuera de lo normal ver semejante sujeto extraño, después de todo, tenían a un murciélago de dos metros surcando por los edificios y un centenar de locos en la calle. Jason seguía su camino por delante sin voltear, pero su presencia había sido detectada por miembros de algunas pandillas que estaban establecidas ahí. De un momento a otro, varios criminales, drogadictos y pandilleros le habían cerrado el paso y acorralado. Jason se había detenido, como si examinara a esas criaturas de extraña vestimenta. Uno de ellos saca una navaja y da unos pasos para encararlo

-"Hey, amigo. No puedes pasar, este territorio es mi propiedad y para avanzar tienes que pagar una cuota.".- Sin embargo, Jason no responde. El sujeto de la navaja se desespera fácilmente, va lo toma del cuello de la ropa y le coloca la navaja cerca del cuello - "¡¿Qué estas sordo?! Te estoy diciendo que...¡AAARRH!"

  La mano de Jason había tomado la del pandillero con la navaja y lo había exprimido, rompiéndole los huesos hasta el artefacto filoso. El pandillero gimoteaba y gritaba alejándose de él por lo que había hecho, los demás no dudan y cinco tipos sacan sus pistolas y le disparan. Una docena de balas impactan en el cuerpo de Jason en un instante. Pero sólo logran que de unos paso hacia atrás y se reincorpore rápidamente.

-"¿Qué diablos...?"- Uno de los maleantes revisa su arma para verificar si todo estaba bien, sin embargo no ve el rápido movimiento de Jason que lo toma del cuello y lo eleva, con solo un apretar de su mano, Jason le rompe el cuello al pobre diablo. Uno de sus amigos llega y golpea a Jason con su pistola en la cabeza, éste sólo se tambalea, Jason voltea y hace el mismo movimiento para golpearlo que el maleante usó, sólo que la fuerza del impacto logra arrancarle la cabeza, los demás pandilleros ven la cabeza volar y derramar la sangre encima de ellos, hasta estrellarse en una pared y reventarse el cráneo. Esto hace reaccionar a muchos que empiezan a concebir la huida. Pero Jason seguía moviéndose, acorralando a uno, que le dispara sin hacerle daño alguno, logra ver los ojos mortales de ese asesino, justo antes de que con un rápido y brutal movimiento de su mano derecha, impacta en el pecho del pandillero y penetra de lado a lado, sacándole el corazón. Jason lo exprime hasta que revienta, para después deshacerse del cuerpo de ese sujeto.

   Después de ver esas escenas la gente que había estado alrededor y tanto como los miembros de las pandillas, miraban con tremendo miedo a esa criatura demoníaca que había surgido al parecer del mismo infierno. Un policía había oído todo el barullo que se había armado ahí, y a pesar de que incluso a los guardianes de la ley temían entrar a ese barrio, de cualquier manera se aventuró. Los gritos de mujeres y hombres que huían del lugar donde caminaba Jason se podía escuchar a varias cuadras de ahí. A la mitad del camino vio como un cuerpo salió volando para estrellarse de forma estrepitosa en el pavimento. Asqueado por como terminó el cuerpo con algunos de sus huesos salidos de la carne, se apresuraba a ir a detener a esa cosa que estuviese cometiendo esos terribles actos. Al llegar a un crucero ve la figura de Jason caminar lentamente, el oficial toma su radio para comunicarse, pero en ese justo momento Jason voltea hacia él.

-"Aquí, el oficial Miller, solicito refuerzos..."- Al parpadear Jason ya se encontraba encima de el, el oficial saca su arma y dispara pero las balas sólo lo atrasan un poco.- "....¡Refuerzos en la quinta y Brown! ¡Refuerzos en la quin...!- La voz del oficial se corta al ser su cráneo aplastado por los dos puños de Jason.

 

ºººººººººººººººººººººººººººººººº

Comisaría de Policía

  El comisionado James Gordon y el detective Bullock fueron de los primeros en notificarse de esa transmisión. Al comisionado sabía que se trataba de lo que Batman estaba persiguiendo y por lo que lo había visto raro el otro día, por lo que no duda en enviar a varias patrullas al encuentro de ese extraño y nuevo psicópata.

-Gordon: "Y que enciendan la señal."- Le ordena a uno de sus tenientes, confiando en que Batman seguramente estará en ese lugar.

 

ºººººººººººººººººººººººººººººººº

En pocos minutos seis patrullas viajan a gran velocidad en rumbo a donde fue la transmisión del oficial asesinado por Jason, y no tardan mucho en llegar y localizar a un extraño sujeto que caminaba tranquilamente a paso lento por en medio de la calle, cerca de un mini-súper y una gasolinera. Dos autos se posicionan enfrente de Jason, y los demás acorralándolo.

-"¡Deténgase en este instante! ¡Ponga las manos sobre su cabeza y colóquese sobre el suelo!"- Decía un oficial a través de un altavoz, sin embargo Jason no hacía el menor caso, y dirige su mano derecha hacia un costado suyo donde tenía encajada un cuchillo de cocina normal, con el que uno de los pandilleros le había atacado. Lo toma y de un rápido movimiento lo avienta y atraviesa la garganta del oficial que hablaba con altavoz, cayendo moribundo al suelo. A una orden de otro oficial, se inicia el fuego, con pistolas y escopetas que sólo hacían retroceder un poco a Jason, hasta uno de los coches, al parecer de tanto disparo lo tenían acorralado. Pero en eso, tomaba con sus manos el cofre del auto de los policías y lograba arrancarlo y golpear a un policía con eso, había acorralado a otro y los demás dejaban de disparar por evitar ponerlo en peligro. Jason lo tomaba de sus ropas y como si fuera un muñeco lo cargaba y aventaba hacia una de las bombas de la gasolinera, provocando que se rompiese y chorro de gasolina saliera de uno de los tubos. El policía aún seguía con signos de vida por lo que Jason se le acerca a él.

-"¡No disparen! ¡No lo hagan!"- Sin embargo un disparo se escucha y justo en el momento en el que Jason estuviese cerca, da justo en un punto que provoca una gran explosión. de la gasolinera, que rompe en los vidrios de los automóviles. El teniente maldice a quien haya hecho ese tonto disparo, del que por milagro habían sobrevivido al estar a una distancia prudente. pero en eso ven a un cuerpo caer y estrellarse en el cofre de un carro. El automóvil incluso salta al impactársele ese tremendo peso. El cuerpo de Jason estaba inerte en llamas  encima de ese automóvil., los oficiales lo ven apuntándole con sus armas y con cautela se acercan.

-"Está muerto."- Decía uno de los oficiales.

-"¿Crees? Si recibió centenar de disparos y seguía de pie."- Le respondía otro que mantenía firme su arma.

-"Mírenlo, no se ve que respire."- Decía otro más osado que se le acercaba un poco.

-"Llamen a los bomberos y que lo apaguen a esta cosa también."- Hablaba el teniente por su radio, pero justo en ese momento, Jason se levantaba y tomaba de los cuellos a los policías que estaban a sus lados y los estrellaba por la cabeza, rompiéndoles la cara. Los otros policías que quedaban, se sobresaltaban al ver al demonio en llamas, el teniente enfrente de él se queda pasmado al tiempo en como Jason lo toma con sus dos manos del rostro quemándoselo, y con un brusco movimiento, le voltea la cabeza torciéndole el cuello 180 grados.

  Los oficiales que quedaban ya no sabían que hacer, los disparos ni el fuego podían pararlo. y Jason seguía caminando hacia ellos, cubierto en llamas. Cuando en eso uno de ellos voltea a su izquierda y ve que un automóvil viene con gran velocidad, les advierte a sus compañeros alejarse del camino lo más rápido que pudieran. El Batmovil había llegado.

  Jason voltea y no alcanza a reaccionar cuando es embestido por el auto en el que iba Batman. Ahora no se iba a dejar llevar fácil con él, después de ser testigo de lo que había resistido y había hecho en su anterior encuentro. Jason aún estaba encima del cofre del Batmovil que viajaba a gran velocidad, no permitiéndole hacer ninguna maniobra más que sostenerse fuertemente. Su cuerpo en llamas de alguna manera adquiere fuerzas después de una sacudida de su cabeza, y acercándose a la ventana mira a Batman y empieza a golpear en el vidrio.

-Batman: "Este es vidrio reforzado, vamos golpéalo, quiero ver hasta donde llega tu fuerza."- El Batmovil daba vueltas con la gran velocidad que llevaba metiéndose en una oscura calle. Jason se levantaba, sus flamas poco a poco se venían extinguiendo debido a la presión del aire, y comenzaba a golpear el vidrio, varias veces con puño limpio, después de unos intentos, una pequeña grieta se abre en el parabrisas. Batman lo ve y presiona un botón en el tablero, provocando que suelte una descarga eléctrica a Jason. En ese momento en que Jason se soltaba, el Batmovil frenaba de repente, haciendo que el impulso mandara a volar a Jason dentro de un edificio abandonado, atravesando una pared.

   El hombre murciélago sale del automóvil, sabe que esto no ha terminado, y que seguramente el asesino de la máscara de hockey estaría de pie en pocos  momentos. sin embargo no podía esperar a eso, tenía que entrar en ese oscuro edificio. Suponía que ese ser carecía de la capacidad de crear una estrategia para hacerlo caer en una trampa, pero no se confía, tendría que hacer que el haya caído en una suya. Sin embargo al pisar uno de los escalones para entrar  por a puerta que eran unas simples tablas de madera clavadas, se detiene al escuchar algo. Alguien había llegado siguiéndolo, y a pesar de que caminaba sigilosamente, no era profesional, al menos no al nivel de Batman. Y en ese momento, el caballero de la noche gira y con su capa cubriendo el movimiento de su mano, lanza una cuchilla que se estrella en el suelo justo adelante del pie de la chica que había llegado.

-Batman: "Eres tú."- La chica miraba sorprendida como estuvo a centímetros esa cosa de atravesarle el pie, o había fallado o es que era cierto las historias que había escuchado de Batman y su gran puntería. El caballero de la noche la reconocía como aquella mujer que le había ayudado la noche anterior, y a quien esperaba encontrarse.- "Oficial Kim Reeds."

-Kim: "Me asombra tu memoria, no me olvidaste ¿O es que te causé una buena impresión?"

-Batman: "¿Por qué es que quieres atrapar tanto a Jason? Dime qué es lo que sabes de él."

-Kim: "¡Escucha! Lo único que tienes que saber es que no lo puedes detener así de fácil. Hasta ahora nadie ha podido matarlo, de alguna manera siempre vuelve, y créeme sin mi ayuda no podrás hacer nada."- Batman se le coloca enfrente, mirándolo con sus penetrantes ojos, pero Kim era una chica que había visto los ojos de la muerte enfrente de ella, Batman reconocía la mirada de aquellos que han pasado por eso e induce que tal vez Kim está tras Jason por motivos personales.

-Batman: "Dices que no se le puede matar. No lo haré, lo contendré. Pero no quiero que te metas y te interpongas en mi camino. Quédate aquí."- Batman le da la espalda, para dirigirse dentro del edificio abandonado. Kim claramente le disgusta el que la menosprecie y la deje a un lado.

-Kim: "¿Qué, no escuchaste lo que te dije? Ni siquiera un tipo grande vestido de vampiro me dirá que hacer."-  Kim da unos pasos para arrancarse a entrar a seguir a Batman, pero éste se gira hacia ella y lanza otra cuchilla que impacta y se entierra en el suelo unos centímetros adelante de su pie izquierdo. Esto la hace detenerse de golpe, aquel tino ya no era coincidencia o suerte.

-Batman: "No me obligues a inmovilizarte que no estoy de humor para gastar más de mis armas en ti."- Batman se da la vuelta y entra en la penumbra del edificio desgastado y como si pareciese que en cualquier momento se viniera abajo. A Kim no le queda de otra más que esperar, al menos por el momento cuando encuentre su entrada libre. Al dar una inspección por el edificio, alcanza a dar un vistazo de un sujeto en gabardina y sombrero en la azotea, eso le llama la atención y cuando quiere volver a verlo para reconocerlo mejor, el sujeto ya no estaba. Esto le da mala espina y parte hacia las escaleras de un edificio en conjunto a ese.

  Al llegar al techo por las escaleras de emergencia, no ve nada sospechoso, brinca hacia el edificio donde había entrado el vigilante nocturno, para revisar con más cautela. Saca su arma preparada para cualquier cosa que surja en la noche. Sin embargo la figura del sujeto en gabardina aparece sigilosamente sin que ella lo notase. Un golpe en la nuca derriba a la chica quien cae y pierde la conciencia, ante la risa macabra de su atacante.

   El sonido era sepulcral, combinado con uno que otro en diferentes puntos, que las ratas hacían al moverse. Como si sintiesen que el mal había entrado en ese lugar. Sabía en la que se había metido, solo, y con un asesino inmortal pareciese del otro mundo. Podría incluso entrar a la boca del infierno al querer enfrentarlo solo, pero sabe que de ninguna manera podría poner a alguien más en las manos de esa cosa. Esa cosa.....¿Qué es lo que era? La imagen del asesino con la máscara en la noche que murieron sus padres no lograba quitárselo de su cabeza. Era la muerte misma de la que había escapado cuando era niño....venía por él, pero sus padres se interpusieron ¡Y ahora ha regresado!

  Detrás de Batman, como si surgiese de la oscuridad, Jason aparece de repente y lo toma de la cabeza estrellándolo en una pared del edificio, la pared cede debido al ya débil material y se hace un agujero, ante el impacto. Batman reacciona dando una patada en la boca del estomago de Jason, pero no surge el efecto necesario para alejarlo lo suficiente. Jason lo toma del cuello y lo gira hacia él. Habían quedado cara a cara, veía a sus ojos, vacíos de la muerte misma, que no puede ser detenida ¿Acaso sentía temor?

   Sin embargo la fuerza que imprime Jason al estrangularlo lo devuelve a la realidad. Era en verdad fuerte, no podía liberarse del castigo......pero Batman no se encontraba en una situación nueva. Con un impacto de su pie encima del de Jason logra hacer que el piso de madera se agujerara y Jason perdiera el equilibrio. Concentrando los golpes en un sólo punto del brazo izquierdo logra que lo soltara para después tomarlo del otro brazo y con una patada certera en el codo, se lo rompiese. Batman se mueve hacia atrás alejándose de él, para recuperar aire. Jason que tenía la pierna hundida logra levantarse y su brazo se acomoda de una forma anormal, retorciéndose para terminar como si nada hubiera pasado.

-Batman: "Esto llevará algo de tiempo."- Jason se mueve con una velocidad anormal, tirando un golpe que Batman a duras penas esquiva, espera a un segundo ataque para esquivarlo saltando por encima al mismo tiempo que saca de su cinturón una cuerda con la punta de una especie de flecha con gancho con un extraño artefacto, la cuerda la enreda en el cuello y brazo de Jason y pone la punta en una pistola que saca, y apunta hacia el techo. La pistola dispara y la flecha de la cuerda sale disparada como proyectil, llevándose a Jason hacia arriba atravesando varios pisos hasta llegar al techo de cemento y estrellarse ahí.

   El asesino había quedado colgando, pero su peso hace que la cuerda ceda y se rompa, Jason cae por los mismos agujeros que había hecho. Sin embargo al final le esperaba una red que había puesto Batman, en la cual cae y automáticamente la red se cierra. El asesino queda comprimido, tratándose de liberar sin embargo las fuerzas de los alambres a pesar de estirarse ligeramente, parecían soportar.

-Batma: "Es alambre reforzado con varios compuestos de fibras. Tardarás mucho en romperlas, y más si te doy un tranquilizante."- Batman saca una pistola con un dardo que se le encaja en el cuello. Parecía tener la situación bajo control al ver como Jason iba cediendo poco a poco.

-"¡JA JA JA JA JA JA!" 

-Batman: "¿Qué?....Esa risa....No....."- La risa macabra hacía eco al igual que el sonido de una palmadas, una figura en gabardina iba apareciendo entrando a la habitación donde estaba Batman. A pesar de la oscuridad, su tez blanca y su gran sonrisa resplandecían.-"¡JOKER!"

-Joker: "Querido, ya estoy en casa."- Sus ojos iban a las manos de Batman quien iba  sacar algo de su cinturón, pero el Joker mostraba rápidamente una pistola.-"Ah ah ah, no no no, nada de juegos de tiro al blanco, Bati. De seguro conoces a mi nueva edecán."- De atrás de él, acerca con su mano a una chica para ponerla como escudo mientras que le apunta con su arma a su cabeza.

-Batman: "Kim...."- Batman separa sus manos para que el loco no hiciera ningún movimiento repentino. Lo conocía, sabía que si no hacía algo, era capaz de matarla, pero también estaba Jason, quien al parecer, su resurrección había tenido algo que ver el payaso.- "Déjala ir."

-Joker: "Ah vamos Batman, hemos jugado esto muchas veces, sabes que no es así de simple."

-Kim: "¡Suéltame asqueroso payaso enfermo!"

-Joker: "Conmigo no funcionarán los halagos primor ¡Jajajaja!"

-Batman: "Entonces sigamos jugando. Yo haré las preguntas."- Dice de inmediato para llamarle la atención, mientras que idea algo para arrebatarle a Kim.

-Joker: "Me gustan los juegos."

-Batman: "¿Qué fue lo que hiciste con éste monstruo, para que lo querías traer desde Manhattan?"

-Joker: "Jason......Jason es.....mi hijo...."- Dice con una cara triste al bajar la mirada.

-Kim: "¡¿Qué?!"

-Joker: "¡Jajaja! ¡Debieron ver sus caras, jajajaja!"

-Batman: "¡Basta!"- Batman hacía un ligero intento por tomar uno de sus batarangs, pero el Joker lo detiene al apuntar con más fuerza sobre la cabeza de Kim. Su mirada psicótica mostraba que estaba disfrutando esos momentos.

-Joker: "Jason será mi nueva arma para infundir el terror y la locura. Cuando termine de hacer su tarea, la gente tendrá tanto miedo de salir de sus casas por las noches."

-Batman: "Eso no va contigo Joker. Tu amas el espectáculo, de que te serviría tener a todo el público sin salir de su casa."- Joker se lleva la mano a la frente.

-Joker. "Ay, si serás....¡No puedes ver la esencia del show! La gente creerá que está segura en sus casas, pero eso cambiará cuando bombas empiecen a explotar dentro de ellas. La histeria se apoderará de todos, que no sabrán si salir o quedarse ¡Por que de todas formas van a morir! ¡Jajajaajaja!"

-Kim: "¿Y tu crees que puedes controlar a Jason? ¡Ninguno de ustedes sabe de lo que es capaz, o de lo que siquiera es!"

-Joker: "Él es un asesino sin cerebro, aburrido, monótono, que su única gracia es tener un cuerpo lleno de proteínas que le permiten seguir y seguir. Tu sabes Batman como ese conejo de la batería ¡Jajajaja!"- Como si escuchase eso, Jason  empieza a moverse con más violencia, intentando romper la red en la que se encontraba atrapado. Batman lo vigilaba a la vez que al arma de Joker.-"¿Quieres a tu chica Bats?....Suelta al gorila. No lo sueltas en cinco segundos, ella tendrá un lindo agujero en su cabeza."

-Batman: "Joker..."

-Kim: "¡No lo hagas, mátalo de una vez por todas o sino muchos sufrirán!"

-Joker: "3 segundos Bats.......2....segundos...."- Batman, veía que no había salida, a pesar de saber que le costó trabajo atraparlo, podía atraparlo de nuevo, pero no devolverle la vida a Kim.- "1 segundo.....lástima del héroe que no salvo a..."

-Batman: "¡Espera!"- Batman aprieta un botón en su cinturón, y varias conexiones se abren dejando libre a Jason.

-Kim: "No...."

-Joker: "Niño bueno.....¡Aquí esta tu premio!"- Joker avienta a Kim hacia adelante, al tiempo en que apuntaba con su arma hacia ella. Batman lo ve, y hace un esfuerzo por tomarla de la mano. Joker prepara con su pulgar la bala y alista su dedo para presionar el gatillo. La mano de Batman alcanza la de Kim, la acerca hacia él, están a punto de girar cuando Joker dispara.

   Pero del arma sólo sale un banderín con la palabra 'BANG'. Joker se carcajea mientras que Batman y Kim ruedan por el suelo, él caballero nocturno había cubierto a Kim con su capa y al voltear hacia la broma de Joker, no le da otra cosa que un fuerte deseo de darle una paliza, pero voltea y ve que Jason se había levantado y se acercaba a Joker, quien sólo le sonreía.

-Joker: "Gusto en conocerte en persona....bueno vivo....bueno....tu sabes."- Joker le extiende la mano derecha para darle un saludo. Ante la sorpresa de todos Jason le da la mano también. Pero enseguida la aprieta y le rompe los huesos, Joker da un tremendo grito.-"¡Aaaaauuu! ¡Mi mano desgraciado! ¡Mi manooooo....!"- Pero Joker saca esa mano de su brazo.-"¡Jajaja! Es de mentiritas. ¿Te pareció divertido?" - Joker se recarga ante Jason quien no puede hacer nada, hace un movimiento por tomarlo pero se repliega.- "Ah ah, no no ¿Ves este sombrero? En tanto lo tenga no me puedes hacer nada, tienes injertado una carta del sombrero en tu cabezota. Por eso es que estás bajo mi control ¡Jajajaja! ¿He?"- Joker detiene su risa al ver como Jason lo toma del brazo.

-Kim: "Te dije que no se le puede controlar. Él es un demonio del infierno!"

-Joker: "Si si si, bla bla bla."- Joker retira su mano del asesino, mientras se cruza los brazos y lo ve a los ojos.-"Escucha grandulón, sé otras formas de poder controlarte......¿Haz escuchado el Lago Crystal?"- Jason quien estaba luchando contra si mismo por liberarse de ese control, de pronto se detiene y tranquiliza.- "Yo soy el único.....que puede llevarte allá."

   Batman lo oye, y aprovecha ese momento para lanzar un batarang que golpea en el sombrero de Joker y hace que caiga de su cabeza. Joker hace una cara de asustado frente al gran asesino, sin embargo su mueca se dirige hacia Batman cambiándola por una mirada y sonrisa siniestra.

-Joker: "Jason, te voy a dar un castigo por desobedecerme."- Joker saca de su gabardina un artefacto con picos que le entierra en el pecho de Jason.-"Que te diviertas cariño."- Joker lanza una esfera que al estrellarse en el suelo despliega una cortina de humo que le permite a Joker escapar. Batman y Kim no veían nada, se levantaban estando a ciegas y con dos asesinos ahí.  Batman intenta ir tras el Joker, pero en eso al voltear, Jason ya está a un costado de él. Pero lo que más le impacta a Batman es la cosa que le enterró Joker al asesino de la mascara.

-Batman: "Una bomba"- Batman empuja a Kim por la puerta que alcanzaba a ver, la chica cae rodando fuera del edificio, sin que pudiera hacer nada para evitarlo. Batman se había quedado solo contra el monstruo, y con una bomba que mostraba que faltaban menos de un minuto para que estallara.

  Jason hace el primero movimiento tomándolo de la capa para asestarle el golpe, pero Batman es más rápido y lo golpea con gran fuerza en el rostro. Esto lo aturde y aprovecha para saltar y clavarle un batarang en el lado izquierdo del cuello. Pero Jason reacciona tomándolo de los hombros y girándolo hacia adelante y estrellarlo fuertemente en el piso. Jason iba a atacarlo cuando Batman reacciona con un rodilazo en su cabeza, rápidamente se levanta y envía otro golpe que Jason detiene y lo jala hacia él para golpearlo en el abdomen, sacándole el aire a Batman. El reloj marcaba 30 segundos.

  El asesino lo levantaba de la espalda, lo colocaba encima de su cabeza para poner su rodilla levantada y prepararse para estrellarlo ahí y romperle la columna. Batman estaba débil, pero no podía quedarse ahí, si recibía ese castigo, moriría. De su guante izquierdo saca una pequeña cuchilla que normalmente le sirve para romper ataduras, pero ésta vez lo usa para enterrárselo en el ojo a Jason. Éste resiente el ataque y avienta a Batman al suelo, que rueda y ataca enseguida con una patada al costado de Jason. Pero éste la detiene con su brazo y empieza a comprimirla.

-Batman: "¡Aaarrh!" - Sin embargo Batman veía la oportunidad ahí para tomar la bomba, y sacando rápidamente su disparador del gancho con la cuerda, coloca la bomba y la envía hacia arriba. La bomba explota en el último piso, provocando un derrumbe que se lleva abajo todo. Batman aún seguía aprisionado por Jason, y sólo tenía una oportunidad para salvarse.

  Pero justo en ese momento escucha la voz de Kim, decirle que se agachara. La oficial tenia una escopeta que dispara justo en el pecho de Jason haciendo que liberar a Batman, éste no pierde tiempo y aún con tomando impulso con gran dolor de su pierna, toma a Kim de la cintura y sale del edificio justo en el momento en el que el techo se caía encima de ellos.

  Varios minutos habían pasado. No había rastros de Joker o Jason, se habían esfumado. Batman y Kim se habían quedado descansando en un callejón, con el Batmovil cubriéndolos a un lado de ellos. El hombre murciélago se resentía de su pierna, la que había sido lastimada anteriormente por el machete de Jason, otra vez fue castigada.

-Kim: "Vaya, aún no me agradeces el que te haya salvado dos veces."

-Batman: "No debiste estar ahí,  tu vida corrió peligro."

-Kim: "Veo que la gratitud no es uno de tus fuertes."- Dice suspirando y resignándose.

-Batman: "Dime...¿Quién eres en realidad?  ¿Por qué persigues a Jason?"

-Kim: "No se necesita ser detective para saber eso ¿Verdad? Bien......Jason....él...."- Las imágenes de esa pesadilla volvían a ella.

 

   "¡Corre Kim!"

  Se había detenido al ver como la cabeza de su padre caía y rodaba por el pasto hasta sus pies descalzos. Su sangre había caído en sus cabellos largos y oscuros, se había quedado muda al intentar gritar, rápidamente se gira para ir con su madre, pero la encuentra colgando en el aire de sus cabellos por un gran sujeto en una máscara de hockey. La madre gritaba con todas sus fuerzas en espera de que viniera alguien a ayudarlas, pero nadie se presentó.  Jason le entierra el machete a través de su espalda, varias veces. La niña ve desesperada el filo del arma aparecer varias veces por el cuerpo de su madre, que dejaba de moverse. El asesino la tira a un lado, y baja los escalones de la casa para acercarse a la pequeña, quien yacía en el suelo llorosa, esperando de alguna forma la muerte a manos de ese monstruo. Sin embargo el asesino la pasa de largo, continuando su viaje.

-Kim: "Era un ....era un monstruo..."- Decía, con voz quebrada al recordar ese momento que le viene en pesadillas todas las noches.-" Pareciera la muerte que me perdonó esa vez....porque tomo a mis padres...."

-Batman: "¿La muerte?"

-Kim: "Era tan aterrador....estando yo indefensa.....¡El me quitó a las personas que amaba, me quitó a mis padres y aún sigue matando a personas! ¡Alguien lo tiene que detener!  Por favor...."- Un trueno resuena en la ciudad, anunciando las gotas de lluvia que van cayendo. Kim se le queda mirando a Batman, había llegado a tal desesperación que le estaba implorando su ayuda.

-Batman: "Yo lo detendré."- Un relámpago lo ilumina, la lluvia cae, las nubes cubrían la noche, y el asesino seguía su camino.

 

Anterior |Siguiente

Regresar

Fin del tercer día.